lunes, 16 de abril de 2012

YPF: El petróleo como recurso estratégico




La Argentina posee una gran extensión territorial, con una gran riqueza en recursos naturales. En sus 3.761.274 kilómetros cuadrados la nación dispone de cultivos, industrias, minería, bellezas naturales que son atractivos turísticos y también una extraordinaria reserva hidrocarburífera.

Desde la década del 90 cuando se dispuso privatizar la explotación del petróleo de la empresa nacional YPF, nadie avizoraba un crecimiento de la demanda agregada y del Producto Bruto como la que tuvo Argentina, es particular desde el 2005 en adelante, con tasas de crecimiento no menores al 8% anual.

Este crecimiento, producto de un modelo económico, político y social basado en la inclusión y la distribución del ingreso, liderado por Néstor y Cristina Kirchner, permitió producir una transformación sustancial en el tejido social y zanjar la histórica brecha que separaba a los diferentes sectores sociales en el acceso al consumo, los servicios y el empleo.

El sostenimiento de ese crecimiento, solo comparable con países como China o India, amerita profundizar un conjunto de políticas públicas para asegurar que dicho modelo inclusivo no se fracture y preserve las garantías de acceso a sus beneficios a los ciudadanos, en especial a los de sectores más vulnerables e históricamente postergados.

Los commodities (en inglés, Mercancías) se identifican como productos cuyo valor viene dado por el derecho del propietario a comerciar con ellos, no por el derecho a usarlos, nos dice Wikipedia. Definición mas que oportuna.

El petróleo analizado como una mercancía o producto comercializable tiene un destino y una rentabilidad solo medible desde la lógica de las empresas trasnacionales. Otro cantar es medir este recurso y su impacto en la economía como un recurso estratégico, es decir, fundamental para el uso y consumo en un país y su pueblo y aún más, en su aplicación en el desarrollo de una economía puesta al servicio de las mayorías, con fuerte presencia del estado como garante.

La decisión de recuperar la soberanía del recurso hidrocarburífero argentino es un paso clave en la profundización de las políticas que el pueblo argentino votó mayoritariamente en Octubre del año pasado, en la figura de la presidenta Cristina Kirchner y Amado Boudou.

A partir de ahora, YPF en manos del Estado Nacional, proyecta un nuevo escenario nacional. Desde lo político, social, económico y, fundamentalmente, en la visión de la consolidación de una política energética que prioriza el desarrollo y el crecimiento del conjunto de las variables que impactan en la mejora de la calidad de vida de los 40 millones de argentinos.

0 comentarios:

Tus propuestas

Juntos podemos sumar ideas para mejorar la provincia.
Mandanos tus sugerencias a través de este formulario o escribinos a propuestas@javiertineo.net

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *