jueves, 17 de mayo de 2012

Proy. de Ley: Declarar zona de desastre la Región del Bermejo



El Senado y Cámara de Diputados,...

Artículo 1: Declarase zona de desastre y de emergencia económica y social por el plazo de ciento ochenta (180) días, prorrogable por un solo período adicional de ciento ochenta (180) días, a los Departamentos Felipe Varela, General Lamadrid y Vinchina de la provincia de La Rioja, cuyas localidades se vieron afectadas por la crecida de los ríos y las tormentas acaecidas durante el mes de enero y febrero de 2012.

Artículo 2: El Poder Ejecutivo Nacional destinará una partida especial, cuyo monto será establecido en la reglamentación de la presente ley, para el cumplimiento de los siguientes fines: a) Asistencia y recuperación de las economías afectadas con prioridad en los emprendimientos agrícolas, ganaderos y turísticos facilitando, en tales casos, el cumplimiento de los requisitos exigidos para el acceso a los beneficios de la asistencia; b) Reparación de la infraestructura vial y de servicios ubicados y con recursos humanos de las zonas afectadas; c) Asistencia en materia de salud y de vivienda con atención prioritaria en las personas en situación de vulnerabilidad social.

Artículo 3: Encomiéndase al Poder Ejecutivo Nacional la ampliación de fondos destinados a la cobertura de planes sociales y a los programas destinados a la preservación del empleo en el sector privado para las zonas afectadas, mientras dure la emergencia establecida en el artículo 1°.

Artículo 4: Facúltase al Poder Ejecutivo Nacional a instrumentar, a través de la Administración Federal de Ingresos Públicos y la Administración Nacional de la Seguridad Social, regímenes especiales de pago; incluyendo planes de diferimiento, prórroga y exención; que contemple expresamente a los contribuyentes damnificados.

Artículo 5: El Poder Ejecutivo Nacional será la Autoridad de Aplicación de esta ley.

Artículo 6: Comuníquese al Poder Ejecutivo.


FUNDAMENTOS

Señor presidente:
Durante el mes de febrero del corriente año, las localidades de Vinchina, Jagüe, Villa Castelli, Villa Unión, Los Palacios, Guandacol y Banda Florida han sufrido incontables destrozos por fenómenos climáticos en zonas agrícolas, provocando además la destrucción de infraestructura y el cierre de caminos, impidiendo el paso del turismo en plena temporada.

Los departamentos de Felipe Varela, General Lamadrid y Vinchina en la Provincia de La Rioja están atravesados por ríos y arroyos de montaña de curso predominantemente estacional; ello implica un alto riesgo y vulnerabilidad para las zonas ribereñas, es decir las mas densamente pobladas y cultivadas, debido a la irregularidad de las crecientes, que eventualmente desbordan como ocurrió en este verano en el que se superó la media anual de precipitaciones.
Las características de fragilidad y aridez de los suelos y cauces, hacen que estos desbordes arrastren grandes cantidades de material de suelo y restos vegetales (aluvión) que provocan la multiplicación del ya severo daño ocasionado por el paso descontrolado del agua.

En la temporada estival 2011/2012 se produjeron las lluvias y crecidas de los ríos del valle más grandes de la década, lo que trajo aparejadas problemas en colectoras y defensas que protege a los pueblos con los consiguientes problemas y peligros que ello representa.

El aluvión afectó la totalidad de las mil doscientas hectáreas (1.200 ha) en producción en la zona Valle del Bermejo. La superficie afectada por tormenta de agua viento y granizo alcanzó a 400 hectáreas, afectando la producción de vides, hortalizas y frutales produciendo una seria pérdida al productor al dejar las plantas afectadas por los tres ciclos vegetativos siguientes por la rotura de ramas, sarmientos y yemas lo que afecta la cosecha de esos años.

La producción de vid se redujo en la cosecha 2012 recientemente terminada en la zona, en un 37%, respecto a periodos anteriores.

Debido a la humedad imperante por las intensas lluvias, varias hectáreas de vid tuvieron desarrollo de hongos patógenos como el Botrytis cinerea y la Peronospora, las que impactaron en la producción y obligó al descarte de los racimos.

Fueron afectadas 150 hectáreas con plantación de hortalizas tales como tomate, acelga, lechuga, morrones y zapallo. También se afectaron más de 60 hectáreas de plantación de melones y más de 15 hectáreas con plantación de pimiento morrón.

A causa de la crecida de los ríos se suspendió el riego en el periodo Diciembre 2011 a marzo 2012 por más de cuarenta días lo que afectaron seriamente el desarrollo de frutas y verduras. Las lluvias y crecidas afectaron el sistema de riego por embancamiento o acumulación de sedimentos de canales y azudes con médano y la rotura en la red de canales que distribuyen el agua a las zonas de producción agrícola.

En la zona de Villa Castelli la creciente del río bermejo destruyó la toma de agua existente para riego y el azud que se estaba construyendo. También en la zona de Paso San Isidro se produjo el embancamiento con médano de todos sus canales.

En estos últimos años se llevaron a cabo numerosas obras tendientes a mejorar defensas y desagües, sin embargo todavía son insuficientes para dar apropiada respuestas a situaciones como las que está atravesando nuestra provincia.

Cabe destacar además que el aluvión afectó seriamente el sector turístico, uno de los más activos de la Provincia y la región por sus valiosos atractivos, el cual sufrirá de manera directa las actuales consecuencias sometiendo a los actores del sector en una situación de precariedad económica, de la cual por si solos les resultara imposible recuperarse.

Por tales motivos, se solicita al Poder Ejecutivo Nacional la implementación de programas de asistencia financiera para subsidiar a los productores afectados por el desastre climatológico, como así también recursos para ayuda social.

Si bien existen esfuerzos concretos de parte del gobierno Provincial y la acción de los organismos municipales para paliar la contingencia, se requiere la pronta intervención del Estado Nacional. El panorama desolador por la carencia de recursos de los afectados para afrontar nuevos gastos los coloca en una situación de emergencia. El perjuicio a los productores repercutirá no sólo para las cosechas de este año sino que seguramente incidirá considerablemente en las siembras del año próximo, en particular en la producción en zonas de subsistencia.

Ante la gravedad descripta, requerimos al Poder Ejecutivo Nacional declare la Emergencia Nacional de las zonas afectadas afín de asistir a los productores con los beneficios de la Ley 26.509.


Solicito a mis pares acompañen la aprobación del presente proyecto.

0 comentarios:

Tus propuestas

Juntos podemos sumar ideas para mejorar la provincia.
Mandanos tus sugerencias a través de este formulario o escribinos a propuestas@javiertineo.net

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *